Regreso a Página Principal  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Rubén Blades
Por: ©Rafael Figueroa Hernández
www.comosuena.com

Formado casi completamente dentro del boom de la salsa Rubén Blades contribuyó de muchas maneras a su modificación y enriquecimiento. En primer plano como compositor, revolucionó el modo de hacer canciones y letras en un ambiente que no iba más allá, en muchos ocasiones, de mensajes intrascendentes para acompañar al baile. Por el otro lado como cantante ha establecido un estilo seguro y dedicado de sonear que contrasta con otros estilos muchos más libres como el de Héctor LaVoe.

Su carrera profesional en la salsa comienza con un disco al lado de Pete Rodríguez, titulado De Panamá a Nueva York, con el cual no tuvo el éxito deseado quizá por la evidente tendencia política de las letras. Debido a esto Blades regresó a Panamá para graduarse de abogado y más tarde retornar a Nueva York donde consiguió, no sin problemas, convertirse en el cantante de la orquesta de Ray Barretto en algunos LPs muy importantes de donde recordamos el éxito "Guararé".

Posteriormente pasa a formar parte de la Orquesta de Willie Colón, donde ayudó a definir un nuevo estilo en la carrera del trombonista y en la historia de la salsa. Los discos Metiendo Mano y Siembra cambiaron, sin lugar a dudas, la trayectoria histórica de la salsa.

Todavía con Willie Colón grabó Canciones del solar de los aburridos y un proyecto interesante que no tuvo un buen éxito económico pero evidencia sus capacidades innegables de narrador y cronista, la salsópera Maestra vida (1980).

Al terminar su contrato con la Fania, en no muy buenos términos por cierto, formó su propia banda llamada Los Seis del Solar, con una instrumentación que abandona conscientemente el sonido reconocible de los dos trombones de Willie Colón, reemplazando la sección de metales con un vibráfono. Con los Seis del Solar graba en 1984 Buscando América y posteriormente Escenas (1985) que incluye "Muévete", y la resurrección de Pedro Navaja "Sorpresas" y en 1987 Agua de luna, basada en la literatura de García Márquez. En estos, posiblemente por la limitación intrínseca del formato instrumental que escogió, hace participar con cada vez más importancia a los teclados electrónicos.

Con Antecedente (1988) y Live! (1990) Blades logra una síntesis, una mezcla inteligente de los dos enfoques que para muchos parecían irreconciliables, fundiendo sus búsquedas de los últimos años con el tradicional sonido de la pareja de trombones. Antecedente es quizá más significativo por venir exactamente después del primer disco de Blades completamente en inglés llamado Nothing but the Truth en el cual trató de buscar nuevos horizontes musicales en compañía de astros de la canción popular en inglés como Lou Reed, Sting y Elvis Costello. Sus últimos discos continúan en la vía de resumir los múltiples elementos que han conformado su carrera musical, ahora en peligro de desaparecer por sus incursiones cada vez más importantes en la actuación y la política.

>Regreso a Semblanzas >Regreso a Página Principal
Página Principal | Acerca de Nosotros | Don Fallo Figueroa | Productos CÓMOSUENA | Programas de Radio | RAFIAL Laudería | Publicaciones ON LINE | Tienda ON LINE | Alianzas y Enlaces | Contacto
0