Regreso a Página Principal  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El Butaquito. El Son de mis recuerdos
Por: ©Rafael Figueroa Hernández
www.comosuena.com

Para los interesados en adquirir este disco pueden comunicarse al siguiente correo electrónico guicho_81@yahoo.com

El son jarocho comenzó a ser un género de la música popular mexicana desde mediados del siglo XVII y XVIII como parte de los procesos de creación de identidad nacional, expandiéndose por todo el litoral central del Golfo de México; Hablando así del Sotavento (donde sopla el viento), donde la tradición fue sembrada para tener buenos y grandiosos frutos utilizados en los pueblos y rancherías, de la región mas conocida como Cuenca del Papaloapan; En el estado de Veracruz y Oaxaca. El son jarocho persiste hacia las partes mazatecas y chinantecos de San pedro Ixcatlan y San Felipe Usila y en la Zona de Tuxtepec, todas en Oaxaca.

En Tuxtepec, cuando estaba en su pleno apogeo principalmente la producción del plátano, y el tabaco, que para el 23 de septiembre del año 1944, azotó una tromba que exterminó con un 60% de la población y con toda aquella plantación, tomando como alternativa la migración, a causa del temor al repetido crecimiento del rió Papaloapan y la falta de empleo, que es lo que a marcado a la región de Tuxtepec la perdida de sus grandes soneros que había en aquella época. Además la falta de importancia hacia la música de son, a hecho un extinción notable sobre la región de la cuenca del Papaloapan.

"Si pensamos en son jarocho, basta decir región geográfica y no política."

El son y sobre todo la fiesta tradicional, el fandango, juegan un papel importante como vehículo de integración de los jóvenes a la sociedad. En el encuentran la oportunidad de irse relacionando entre ellos. Los modos de organizar la fiesta (la invitación de los músicos, el conseguir la tarima de baile, la preparación de los alimentos para los músicos e invitados, etc.) son el inicio de la organización comunitaria y el trabajo de equipo.

Así, el resultado de la ubicación ribereña, que abandera a el campesino, al pescador, y a el ranchero de ésta zona geográfica. La unión de los pueblos a través de su fiesta, el fandango, extendió lazos que fueron cobijando una manera de ser, de unir su espiritualidad y una forma de enfrentar la vida.

En entrevista que realizamos en marzo del presente año, el Sr. Porfirio Escamirosa, alguna ves ejecutante del Marimból nos dio unas referencia sobre aquellos importantes soneros que alguna vez hicieron que viviera el son en nuestra tierra, y mencionar algunos como: Don Chico Hernández, Juan Zamudio, Don Pedro Reyes, Don Martín Pavon, Don Siriaco Lascurain.

A ti te expreso mujer oaxaqueña
En tu andar engalanas la sonrisa
Hermosa Tuxtepecana
Que al mirarte me hipnotizas,
Coqueta
Grandiosa cuenqueña
Hermana tlacotalpeña

El grupo

Hace algunos años, se inició una etapa de resurgimiento del son jarocho en esta parte de Oaxaca (región de Tuxtepec), y ahora son los jóvenes y niños principalmente, quienes se han dado a la tarea de hacer prevalecer su cultura, su propia historia, aprender y transmitir esos conocimientos a través de talleres y trabajos de enseñanza.

Hoy en día, el son jarocho lucha por persistir, por recobrar su dignidad como expresión creativa y ser motivo de reflexión sobre nuestro pasado y nuestro futuro.
Con solo un año y medio de haberse creado, cuenta con un grupo de jóvenes preocupados por rescatar nuestras tradiciones, que con la ayuda de Don Elías Meléndez precursor e integrante del grupo, pretenden hacer un rescate del son Jarocho en la región de la cuenca del Papaloapan "Tuxtepec".

El señor Elías Meléndez es un importante jaranero de la región, uno de los jaraneros mas limpios en su ejecución que conocemos, que gracias a las enseñanzas y experiencias sobre la vida del son tradicional, este grupo de jóvenes han tomado en cuenta la importancia de nuestra música y lo importante que es aprenderla desde sus raíces.

El grupo BUTAQUITO, está integrado por jóvenes que interesados en despertar y seguir difundiendo el son campirano (son de tarima), ellos se han dado a la tarea de llevar a cada uno de los espacios y foros culturales, el ritmo, y por medio de este disco proporciona una parte de los Sones que en los fandangos tradicionales son tocados.

Actualmente se vive un hueco sobre la existencia del son tradicional de la cuenca del Papaloapan ya que se ha erradicado de manera despreciable, sin saber siquiera que esta misma música es la que nos fluye en las venas y que también forma parte de nuestra región por derecho.Una de las misiones es rescatar al mismo tiempo los fandangos que hace mucho tiempo divirtieron a nuestra gente. Y volver a vivir aquellas fiestas.

"El Fandango empezaba cuando llamaban a base de cuetes y la gente decía: ya tan anunciando Daniel Mallorquín y el güero Antonio Navarro "guachilote". Todos los sábados había un baile en la esquina del Parque Hidalgo para amanecer domingo, vinieron unos decimeros de fuera: Cosamaloapan, tierra blanca y alrededores, etc. Y ellos se apersonaban con los de Tuxtepec.
Pero entre ellos un negro peregrino muy famoso por sus versadas jubilosas, este mismo le empezó a tirar aquellos versos a una mujer llamada Doña Maria Prieto bailadora presente en el fandango , que por cierto ella carecía de vista y tenia el Don de la versada, el sin darse cuenta, empezó a tirarle versada, ya no se la veía de humor la Maria Prieto y en un arranque de defensa dijo:

A que negro impertinente
De la mirada tan fea
Tiene sudor trascendente
Como humo de chimenea

Entonces el negro la contesta:

Me fui de casería
Y empuñe mi escopeta
Y tire a bala raza
Le va usted hacer burla
A la mas vieja
De su casa.

Y así en esa forma era el duelo de decimeros de aquélla época." [1]

El grupo esta formado por un requinto, jaranas y percusiones, incorporando otros instrumentos como: marimból o marímbula que se uso antes en Veracruz para acompañar las rumbas de cajón.

Cabe destacar la creación de sus propios instrumentos y tratar de rescatar aquellas tradiciones de empezar primero por hacerse los instrumentos.

INTEGRANTES

Don Elías Meléndez Núñez (jarana primera y segunda)
Luis Angel Perez Escamirosa (jarana, marimból y voz)
Mauricio Perez Escamirosa (jarana y voz)
Fernando Perez Escamirosa (requinto, arpa y voz)
Omar Portugal Hipólito (jarana tercera, voz y percusión)
Alían Cruz Nolasco (jarana y voz)
Martín Perez Grajales (Jarana tercera y quijada)
Gerardo Gómez Bravo (jarana primera)
Cesar Márquez Zendejas (jarana tercera)


1.Entrevista: Don Porfirio Escamirosa, ejecutante del marimból 1933

2 Antonio Ávila Galán. Sueños del Recuerdo, Editorial Helios, primera edición 1997

>Regreso a Reseñas >Regreso a Página Principal
Página Principal | Acerca de Nosotros | Don Fallo Figueroa | Productos CÓMOSUENA | Programas de Radio | RAFIAL Laudería | Publicaciones ON LINE | Tienda ON LINE | Alianzas y Enlaces | Contacto
0