Regreso a Página Principal  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La Trova en Santiago de Cuba
Por: ©Rafael Figueroa Hernández
www.comosuena.com

Santiago de Cuba, situado en la parte oriental de la isla ha sido siempre uno de los enclaves de la música tradicional cubana, reducto de cantantes y músicos que han logrado extraer de su peculiar mezcla de razas una de las experiencias musicales más sugestivas del mundo. Géneros eminentemente cubanos como el bolero y el son vieron sus primeros días en el ambiente santiaguero para después ser adoptados internacionalmente, personas de todos los países han cantado y recreado los ritmos nacidos en Santiago de Cuba.

Cuna de trovadores, Santiago tiene el honor de ser el lugar de origen del padre de la canción trovadoresca cubana, Pepe Sánchez, cantante y guitarrista, maestro indiscutible de varias generaciones de trovadores. Poseedor de una musicalidad innata, nos Pepe Sánchez ha legado obras admirables, que fueron hechas a partir de la más pura intuición, ya que a pesar de ser un hábil guitarrista, desconocía totalmente la técnica musical. Su campo de acción fue la segunda mitad del siglo pasado, cuando con su guitarra en la mano y con su voz de barítono, sentó las bases para el desarrollo de la trova tradicional cubana, influyendo directamente en trovadores como Sindo Garay, que directamente recogieron de sus labios y dedos las enseñanzas.

Después de Pepe Sánchez el otro nombre culminante dentro de la trova tradicional cubana es el de Sindo Garay, sin discusión, el exponente más importante que ha dado Cuba dentro de la escena musical y la bohemia. Apenas 10 años más joven que Pepe Sánchez, el inicio del nuevo siglo sorprendió a Sindo Garay ya con una carrera musical plenamente formada a los 33 años, ya que comenzó a componer sus primeras canciones desde una edad muy temprana. Su vida se desenvolvió siempre alrededor de la música, su única y verdadera pasión, aunque también desempeñó algunos otros oficios como el de payaso de circo. Autodidacta genial, suplió la falta de estudios musicales con una intuición y un oído privilegiados, que le permitían idear combinaciones armónicas y melódicas bastante complicadas que, sin embargo, daban resultados gratamente audibles. Sindo Garay, además de columna vertebral de la trova tradicional cubana, participó directamente durante la gesta de independencia de la isla de Cuba, como enlace entre los diferentes grupos de insurrectos, formando parte activa de esta manera en la lucha de los cubanos por liberarse del yugo español. Su amor a la patria se vio reflejado también en el hecho de que a todos sus hijos puso nombres procedentes de las etnias aborígenes cubanas, como Guarina o Guarionex, como un homenaje a la tierra que tanto amó y de la que fue uno de sus principales cantores durante muy buena parte de sus más de cien años de existencia.

Otro de los productos musicales de Santiago de Cuba es el son, que con el nombre contemporáneo de salsa, se ha apoderado de los lugares de baile del mundo entero. Desde la Habana, hasta Nueva York, desde Buenos Aires hasta Tokio personas de todas las razas se mueven bajo el influjo rítmico del son. Uno de sus primeros exponentes exitosos fue el famoso trío formado por Miguel Matamoros, Siro Rodríguez y Rafael Cueto, agrupación que se convirtió en la quintaescencia del son, guía y camino de prácticamente todos los grupos de soneros que durante todo el siglo han esparcido el sabor y la sazón de la música cubana por el mundo.

Otros de los personajes imprescindibles de la música santiaguera fue Lorenzo Hierrezuelo. Heredero en línea directa de la tradición trovadoresca del siglo pasado, comenzó desde muy joven a ganarse la vida como trovador en los cafés y las fiestas familiares de Santiago de Cuba para posteriormente continuar su carrera en la capital política de la isla, La Habana, en donde llegó a formar unos de los duetos más famosos de la época al lado de María Teresa Vera, verdadera leyenda de la música afrocubana. Sin embargo, la agrupación que más ha dado a conocer el nombre de Lorenzo Hierrezuelo es la que formó con el nombre de "Los compadres" y que ha dado la vuelta al mundo.

>Regreso a Artículos >Regreso a Página Principal
Página Principal | Acerca de Nosotros | Don Fallo Figueroa | Productos CÓMOSUENA | Programas de Radio | RAFIAL Laudería | Publicaciones ON LINE | Tienda ON LINE | Alianzas y Enlaces | Contacto
0